Como tú

Hace un año que por estas fechas conocimos a Manuel.

Llevaba todo el verano pasando las tardes en el parque de enfrente de casa y nosotros lo veíamos tan tranquilo mientras paseábamos a Mazin.
Se tumbaba un rato en el césped  a la hora de la siesta,  se leía el periódico y hacia sus crucigramas. Eso cada tarde. Con sus gafas de cerca y su mochila al hombro.

Luego al caer el sol de iba.

Un día descubrimos que cuando se marchaba de allí, no llegaba a ninguna casa. Que no tenía donde llegar, porque la crisis era la que si que había llegado a su vida.

Así que muerta de la pena, un día mandé a Jaime de avanzadilla a que hablara con él por sí necesitaba algo.

Así nos enteramos de su nombre, de que había tenido una vida más o menos como tú, que hasta hacía unos meses el dinero le había dado para vivir en la urbanización de enfrente compartiendo piso y que ahora, muerto de la vergüenza no solo no tenía casa, si no que además no se atrevía ni a pedir. Así que buscando en la basura y ayudado por un antiguo vecino  iba pasando sus días y sus penas, a golpe de silencio, de hambre y de impotencia.

A partir de ese día nosotros intentamos ayudarle en lo que podíamos. Lo mismo le bajábamos un bocadillo que un tupper con sopa…como un bote de betadine porque el sol de la calle le había hecho heridas en los brazos…como un listado de albergues y de iglesias  donde podía acudir.

Lo que más agradecía era que hablases con él. Decía que te planteases tú como serían tus días, sin tener donde estar, solo  y sin nada que hacer…

En  lo que contaba siempre había cabos sueltos…porque a pesar de todo, de lo mal que te vaya siempre piensas que tienes donde acudir.
Así que Jaime y yo, sin preguntarle y sin dejar de ayudarle en lo que podíamos llegamos a la conclusión de que probablemente no había sido ni el mejor hijo, ni el mejor hermano ni el mejor padre ni el mejor marido y que por eso ahora no se veía con fuerza para pedir ayuda.

Él tenía la esperanza de encontrar trabajo en el barrio y yo lo animaba, aunque lo veía más que imposible, porque no podía soportar sentarme cada día en el sofá de mi casa a comer con el aire acondicionado puesto pensando que el lo mismo ese día no había comido.

Me preguntaba por la boda, por el trabajo, … y yo le contaba… y el día de su cumple, el día que cumplía 50, le bajé un trozo de pastel que había comprado.

Un día nos pidió que le guardásemos una maleta con ropa nueva que tenía guardada, y para que no me diese apuro cogerla, la abrió delante de mí. Y no solo estaba nueva, sino que era ropa cara.

La última vez que lo ví, fue la semana antes de la boda. Luego Jaime me contó, que un día de lluvia Manuel había intentado suicidarse y que alguien lo había visto y un policía lo acompañó a servicios sociales.

Cuando volvimos de Almería nos llamó, para que le llevásemos la maleta al albergue y eso fue lo último que supimos de él, que al menos comía, y dormía en un sofá a la espera de cama, y que no se encontraba tan desesperado a pesar de que no lo debajan salir a la calle.

No sé la capacidad que tienen los servicios sociales para reincorporar a la vida laboral a un señor de 50 años, que lleva los últimos 5 en paro.

No sé si después de tenerlo en el albergue un tiempo, se cansó él, o se cansaron ellos, o se acabaron los recursos  destinados a una misma persona, o les tocó ayudar a otro, o sigue allí o en algún lugar bien cuidado.

No sé si Manuel, vagará por alguna calle…o ni si quiera  si estará vivo.

Solo espero que sí. Que se pueda salir de una situación como esa. Que nadie de la gente que quiero y que conozco, viva algo parecido, y no pueda pedir ayuda. Que haya esperanza para esa gente. Que haya esperanza….

Anuncios

2 Respuestas a “Como tú

  1. Has vuelto, he vuelto y no he tenido ni un segundo de pasarme por tu blog.
    Me alegro que haya sigo con esta entrada tan bonita, ahora me pongo al día 😉

  2. ¡Qué pena! Además sabemos que hay muchos “Manuel” en las calles,
    Es una lástima que no sepáis de él. Es muy triste esta historia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s