De cines de verano

Si hay algo que marca nuestros días en Roquetas son las costumbres.

Desde hace años, cada verano hacemos una parada en el tiempo para repetir las mismas cenas, los mismos comentarios, las mismas fotos de grupo…

No os hacéis una idea de lo mágico que es ver la misma foto en el mismo rincón, durante 20 años…o tal vez sí…

Cuando Roquetas aún no era todo lo que es, los padres tenían que recurrir si queríamos cine a llevarnos a las terrazas de Aguadulce.

Dos pelis al precio de menos de una, sentados en unas sillas incomodísimas, donde intercalaban estrenos con pelis que ya habían estrenado ese invierno en los cines.

Cuando hicieron el centro comercial de Roquetas, nos olvidamos de Aguadulce.

Pero el verano pasado hartos de ir a lo que ya teníamos todo el año, decidimos volver.

multicines aguadulce

Volver a un cine de salas intercambiables, donde tú comprabas la entrada y luego ya verías lo que veías.

Volver a un cine donde se puede cenar mientras ves la peli, como si estuvieses en el patio de tu casa.

multicines aguadulce

Volver a meterte en historias ajenas mientras las flores de las Buganvillas tapan un poco la pantalla.

multicines aguadulce

Cuando las risas de tu peli, se mezcla con el sonido de las lágrimas de otras pelis.

Cuando los recuerdos de otros años, cuando los recuerdos de cuando eras niño, se mezclan con lo que ahora eres…

Anuncios

3 Respuestas a “De cines de verano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s