La vida a veces

Ya ves. Ya hemos terminado.

Hemos durado poco. O tal vez no. Tal vez vuelvas.

Tú lo has hecho y yo lo he hecho. Y ha estado muy bien. No esperaba menos tampoco.

Ahora quiero más…y más…y eso que tus últimas palabras, las alargué todo lo que pude. No quería en solo una tarde gastarlas.

Y luego están las lágrimas que tenía en la reserva y que tú, egoísta ibas arrancando historia tras historia…de esas puede que te mande la factura. Voy a pensármelo.

Y al final, palabras seguidas de una voz,(en esta ocasión he preferido seguir poniendo la tuya)  o al revés. No sé. No me queda claro.

Palabras y silencios que forman historias.

Mi preferida,” Cuarenta y cinco minutos”. Aunque esto tampoco me queda claro.

“La vida a veces es solo una fotografía, una noticia inesperada, un viaje en autobús… La vida a veces se resume en un segundo, o en cuarenta y cinco minutos, o en una palabra, en un color. La vida a veces es lo que sucede de puertas adentro. La vida a veces es muy poco, pero tan intensa…

La vida a veces son historias en las que los protagonistas son los detalles, las cosas pequeñas que no aparecen en los grandes titulares de los periódicos.

Veinticinco vidas a pie de página: cartas que no llegan, corazones en paro, patitos perdidos, patios de vecinos, vidas sin recuerdos, fotos de sucesos que no ocurrieron, aeropuertos con besos…”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s