Viviendo en una furgoneta (parte IV)

Llevaba tiempo queriendo continuar este viaje.

Así que aprovecho hoy, para hacer menos dura la vuelta del fin de semana.

Cuando nos pusimos a planear la ruta por la costa oeste, estuvimos incluso por saltarnos el pasar por Las Vegas y luego, al menos para mí, fue sin duda lo mejor.

El hotel que teníamos reservado, ya lo he comentado en anteriores post era el Lúxor y tras un momento de duda en la puerta del aeropuerto, al final pasamos de limusina y nos fuimos al hotel en taxi. Ahora que lo pienso, fue un gran error. A saber cuándo es la próxima vez que se me presenta ir a algún lado de esa manera.

Lo que más recuerdo del hotel sorprendentemente es el frío. No sé a cuantos grados estaría puesto el aire acondicionado, pero con esta anécdota creo que bastará.

Nosotros quitamos el aire de la habitación y solo con el frío que entraba por debajo de la puerta, nos dio para dormir tapados con una colcha.

La primera noche, fue cortita, porque bien temprano habíamos contratado una excursión al Cañón del Colorado.

Con respecto a esta , tienes una oferta muy grande de opciones en función de lo que te quieras gastar o los días con los que cuentes.

Hay excursiones en avioneta, el helicóptero, en autobús haciendo noche…

 Cañón del Colorado  Cañón del Colorado

Ya de vuelta en el hotel, intentamos un paseo por los alrededores, pero entre en cansancio, el calor y el hambre, lo dejamos para más tarde.

Y todo sea dicho, Las Vegas, por el día no es lo mismo.

Lúxor

Scalibur

Tras un baño en la piscina y una siesta, empezó a anochecer y ya sí, salimos a la calle.

Lúxor

Lo que más me sorprendió fue la cantidad de traga-perras que había, y que ni siquiera necesitases monedas si llevabas tarjeta de crédito y que los casinos estuviesen en el mismo hall de los hoteles.No sé que imagen me había creado yo antes de todo aquello.

Las Vegas

Las Vegas

De lo que más me gustó, fue subir al Stratosphere. Las vistas impresionantes, aunque la foto no hace en absoluto justicia.

Stratosphere Las Vegas

Si eres atrevido, puedes montarte en alguna de las atracciones que hay en el mirador.

En nuestro caso, fueron los chicos los valientes. Mi vértigo y yo, estuvimos muy lejos incluso de la barandilla.

Las Vegas

Y así de hotel en hotel, pasamos por  Nueva York, Venecia, Roma o París…

Las Vegas

Las Vegas

Las Vegas

Imagen 297

Noche muy larga y un poco paliza y hubo algún blando al que incluso le salieron ampollas en los pies 😉

Pero es de estas cosas de la vida que te merecen muchoooooo la pena.

Al día siguiente, alquilamos otra furgoneta para poner rumbo a Los Ángeles.

Vaya risa nos entró cuando nos encontramos que esto era lo que nos esperaba en el aparcamiento.

Si llega a ser en negro, le hubiésemos hecho la competencia al Equipo A.

Las vegas

Anuncios

4 Respuestas a “Viviendo en una furgoneta (parte IV)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s