Floristería Azabache

Porque un día después de mucho buscar,  estás sentada delante de alguien que es diferente.

De alguien que te pregunta y te habla de luz, de sentimientos, de sensaciones, de colores, de detalles…y tú sabes, que es él, al que estabas buscando.

Porque en Paco y en la Floristería Azabache, encontré a quienes concederles la misión de hacer que el escenario del día más bonito de mi vida, estuviese a la altura de tantos años y de tantos sueños y eso, como ya he dicho en otra ocasión, era una tarea complicada.

Pero mientras Paco hablaba y nos enseñaba, consiguió poner unas sonrisas en nuestras caras.

Y cambiaron los conceptos para abrirnos a todo lo suyo, que nos era nuevo, para convertirlo luego también en nuestro, dejándonos aconsejar  y preguntando como hacer, para que esa idea que teníamos de armonía entre todo, se consiguiera.

Y así, poco a poco, tuvimos una imagen completa.

Ya el día de antes, mientras él nos hablaba a mi madre y a mí de lo bonito que era tener gotas de lluvia rozando los cristales teníamos  la certeza de que todo iba a salir bien.

Y luego nos enseñó los prendidos del novio y del padrino, tan diferentes a todo lo que habíamos visto y tan especiales y luego nos enseñó mi ramo y nos dejó sin palabras a nosotras que siempre tenemos tantas…y mientras se me saltaban las lágrimas, lo único que era capaz de decir, era “Paco que bonito, que es bonito que es mi ramo”.

Porque aunque habíamos hablado de los colores, de las flores, lo que yo quería y en verano se quedó con todas las imágenes que le llevaba, después sólo confié en él  y no tenía ni idea de que ese iba a ser el resultado. Y lo que tenía en mis manos era demasiado.

Y cuando al día siguiente vas en el coche y no paras de recibir mensajes de la gente que te está esperando, diciendo que el castillo está precioso y que el novio te llame y te diga, él que no se fija en nada, que está espectacular, sólo puedes dar las gracias, por haber tenido la suerte de contar con magníficos profesionales.

Y luego entré y comprobé que no podíamos haber elegido a nadie mejor,  porque aunque yo ya tenía esa imagen en la cabeza, logró emocionarme.

Porque cada detalle estaba hecho con cariño y detalles había muchos, porque como el día era más gris que el planeado, los adornos fueron un poco distintos…

Porque esa armonía después nos la encontramos también en el restaurante….y porque siendo mi boda, por un segundo, pensé en  coger una cámara y ponerme a hacer fotos de todo aquello, para que no se me olvidase nunca.

Así que por todo esto, sólo puedo y quiero dar las gracias a la Floristería Azabache y a Paco.

Ojalá muchísima gente tengan la suerte que nosotros hemos tenido y no es otra que la de haber podido contar con vosotros.

Mil gracias!

Anuncios

Una respuesta a “Floristería Azabache

  1. Gracias Mar por tu mención. Es nuestro principal objetivo, la satisfacción de nuestros clientes y amigos. Y sobre todo su felicidad. Mil Gracias. Estamos en contacto
    Azabache Arte Floral

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s