cuando llegue el frío

Como parece que el verano se acaba, os voy a enseñar una bufanda que hice que como se tarda mucho así no nos pilla el frío desprevenidos.

Esta es la historia de muchos mediodías, de experimentos y de algún corte por ansiosas en los dedos. De prisas por estrenarlas por Navidad y de dolores de cabeza por ver que colores combinar.

De muchas risas con Marta y de demasiados viajes a las tiendas de chinos.

Una persona con la que compartir los días. Los comentarios tontos y lo importante de tu vida.

De llegar a un trabajo y de salir con una amiga, que me daba abrazos para que no tuviese frío.

Bufanda de pompones

Días de pruebas y de pompones fallidos y de algunos un poco “chuchurrios”.

Mi favorito

Éste que es el que más me gusta y que llegó por sorpresa.

Este es muy fácil de hacer. Un par de vueltas de cada color: rosa, gris, rosa, gris, rosa.

Pompones de 2 y 3 colores

Estos de varios colores homogéneos se hacen las vueltas con los hilos de los colores a la vez.

Para unirlos todos lo que se nos ocurrió fue pasar antes de cerrar los pompones unas trencitas de lana con la longitud de la que queríamos la bufanda.

Para el cierre improvisamos unos flecos.

Espero que os animéis a hacerla. Es muy entretenido y si la haces con alguien más muy divertido.

Esta bufanda es la mitad tuya pequeña Marta. Cómo te echo de menos.

Anuncios

2 Respuestas a “cuando llegue el frío

  1. Marta, no te conozco pero es bonito que te recuerden con tanto cariño.
    Ya tengo regalo para el cumple de mi amiga. Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s