copos de nieve que se convierten en centros de mesa

De las manualidades que hacíamos en el cole de pequeños, mi favorita eran los pompones.

Esas pequeñas bolitas de lana a las que le poníamos unos ojillos y una boca y teníamos desde buhillos a  pollitos o abejas, dependiendo de la habilidad de cada uno.

Os dejo con un recuerdo de como se hacían porque con muy poquito se pueden hacer infinidad de cosas

cosas que vas a necesitar

utilizando el compás, haz dos roscos

júntalos y vas enrollando en ellos tiras de lana. Ve enrollando la lana, hasta que ya no puedas dar más vueltas

Corta con el cúter todo el filo

con un hilo sobrante haz un nudo entre los dos cartones

corta los cartones centrales

y ya está

En esta ocasión, a los pompones no les he puesto ojitos ni boca, sino un palo que busqué en el campo y de este modo, tengo un centro de mesa muy especial para poner en el salón o la mesita de noche

Anuncios

4 Respuestas a “copos de nieve que se convierten en centros de mesa

  1. Muy buena idea. Yo lo que hice con pompones fue una bufanda y quedó muy divertida. Te enviaré una foto para que la publiques en tu blog. Un saludo de Serafín

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s